lunes, 26 de mayo de 2014

Obstrucción del conducto lagrimal en bebé II

Primera entrada sobre La obstrucción del conducto lagrimal.

Sin duda, le noté mejoría, pero fue muy leve. A final de tratamiento me quedé sin antibiótico ocular porque al estar sola y tratar de echarle la gota en el ojo, acabé perdiendo demasiadas.

Ya no lagrimeaba continuamente, las mejillas ya no las tenía cuarteadas por el continúo lagrimeo. Y no se despertaba con los ojos tan pegados que no podía abrirlos. Los ojos ya no le estaba inundados continuamente.

Volvimos a ir al oftamóloga. La primera consulta nos cobró sesenta euros, en la segunda fue treinta euros. Volvió a echarle un ojo. Esta vez, sólo lloró durante la "manipulación" para observar el lagrimal. Al acabar se quedó tan tranquilo y se puso a golpear la mesa con la oftamóloga al otro lado que por fin, le decía lo bonito que era porque era la primera vez que lo veía sin llantos.

Nos dio un antibiótico más fuerte.

He ido aprendiendo sobre la marcha: El conducto lagrimal va por la nariz, no es sólo es lo que hay detrás de la glándula que se ve en la esquina del ojo. Así que el masaje lo hago desde la mitad de la nariz, en círculos, hasta llegar a la glándula donde se puede notar el ligamento bajo la yema.
He decido hacerle primero el masaje para sacarle el pus del conducto, después le echo las gotas, y le vuelvo a hacer el masaje para que la gota baje por el conducto y no se expande por otra parte del ojo donde no va a hacer ningún efecto.

Llevamos cinco días con el segundo tratamiento, y el ojo derecho ya no le sale nada ni haciéndole el masaje, ni pus, ni lágrima, ni nada. ¡Un ojo ya está curado! Ahora, el izquierdo no para de salirle pus, tanto al hacerle el masaje como sin hacerle nada. Por lo menos ya no lagrimea tanto pero haber como acaba con el tratamiento.

Recordad: no utilizar el mismo dedo para el masaje en los dos ojos, ni acercar la botella de suero, o sacar el pus con el mismo lado del pañuelo en los dos ojos. Pues pueden tener infecciones distintas y contagiarse, o uno sí y otro no. Es importante tratar a los dos ojos cada uno por su lado para que no haya contagios accidentales. Y si veis que está muy mal (que constantemente le está saliendo pus), es mejor que os den un antibiótico, llevarl@ al pediatra para que os lo mire o es de un volante para el oftamólogo, o en último caso, tendríais que ir de pago. 

10 comentarios:

  1. Espero que siga mejorando. Debe ser un fastidio!
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que si, más que nada es la molestia del pus y el lagrimeo constante.

      Eliminar
  2. Espero que vaya mejor! seguro que con el antibiotico pronto se pondrá bien. Bss!

    ResponderEliminar
  3. Eso espero porque llevamos así desde los dos meses, sino tendrán que sondarlo, y para eso anestesiarlo entero.

    ResponderEliminar
  4. Espero que se recupere pronto y no haga falta sondarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso esperamos nosotros *suspiro de madre preocupada*

      Eliminar
  5. Muchas gracias por compartir tu experiencia! probaré en firme con los masajes tal y como explicas, a ver si surten efecto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te ayude. Gracia a ti por visitarme ^_^

      Eliminar
  6. Hola es la primera vez que visito tu blog y me he quedado un rato para contaros mi experiencia con mi hija pequeña acerca de la obstrucción del lagrimal. Ella desde el primer día que nació comenzó a tener grandes legañas y por más que la limpiábamos con suero fisiológico, enseguida volvían a salir. Y además con la gasita había que tener mucho cuidado pues como su piel era tan fina se le podía lastimar.

    Visitamos al pediatra y nos mandó realizar el masaje del que habláis, pero jamás nos dijo que hubiera que ejercer cierta presión para liberar de pus y los residuos el lagrimal. Tras 3 meses de colirios y aburridos de esta situación, consultamos un oftalmólogo y finalmente nos aconsejaron punzar los dos lagrimales a los 4 meses.

    La verdad es que ese mismo día desaparecieron las legañas, los ojos pegados y el tormento de los picores. Pero lo que aprendí es que si se hace bien el masaje y se insiste es fácil que el problema remita. En nuestro caso no nos explicaron correctamente cómo hacer dicho masaje. Así que te animo a seguir en esta labor porque seguro que pronto veréis resultados y tu bebé mejorará.

    Un placer pasar por aquí, espero haberos ayudado con mi comentario. Hasta pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mayko por contarnos tu experiencia.
      No me imagino el tormento que debió ser sondarla con cuatro mesitos para ella y para vosotros. Pobrecita! A nosotros el pediatra nos dijo que esperásemos como mínimo hasta los seis meses porque era muy pequeño y a veces estas cosas se curan solas con el paso del tiempo.

      Gracias por tu visita ^^

      Eliminar

¡Muchisisisisísimas gracias por tu comentario, me hace una ilusión tremenda!