miércoles, 17 de septiembre de 2014

Revisión de los 12 meses

El día 29 de agosto, Peque, ha hecho un añito. Pero el pediatra estuvo de vacaciones y hasta hoy no hemos podido ir a hacer la revisión.
-Primero, enfermera, todo fue bien hasta que le midió el perímetro craneal. Se puso con un llanto que no paró hasta que salimos del centro de salud.
Altura: 81 cm
Peso: 12,760 kg
Perímetro: 48, 5 cm
-Segundo, pediatra, le miró la zona abdominal, pectoral, oídos, boca, genital, piernas y ocular. Lo escultó. El pobre no dejó de llorar y suspirar durante toda la consulta.
-Tercero, enfermera, de nuevo. Le puso tres vacunas, llantos y llantos y esta vez por dolor físico.
Salimos de allí y aún tuvimos que alejarnos bastante del edificio para conseguir que se calmase.

Como a Papá le tocaba trabajar y necesitaba refuerzos para sujetarlo, vino mi madre conmigo. (¡Sí, mi madre!)
-¡No hay nadie! (Estaban tomando el café) ¡Qué mala hora escogiste! (No la escogí, me la dieron).
-Esto antes iba más rápido (Es el mismo pediatra que yo tenía)
-El pediatra tenía que cortarse los pelos que asusta a los niños (Tiene un poco de barba y melena hasta los hombros)
Sale otra pediatra de su consulta.-¿Le pones las vacunas y nos vamos? (Las vacunas las pone las enfermera y la pediatra no era la nuestra y lo sabía)
-La enfermera es una seca, ¡necesita una jubilación! (Algo antipática si que es)
-¡Mira, Peque, una nena, vamos a ligarla!
-¡Mira, ahora hay dos! ¿Cuál escoges?
-Yo lo agarro por aquí y tú por abajo (para ponerle las vacunas. Le dije que nos pondríamos como nos mandara la enfermera (no como ella ordenase))
Lloraba el pobre sin parar después de las vacunas y lo llevaba yo en brazos, y ella:-¡Ven que te cojo yo! -Pero se aferraba más a mí.
Y de estas varias, los cincuenta minutos que nos pasamos ahí.

Evolución en 12 meses:
Señala cosas y personas y dice "eh, eh" para que le hagan caso.
Palabras: Agua, Mamá, Papà. Los nombres de 4 perros. Hace la r, la l, y dice nena y nene al tuntún.
Caminar: De un dedo pero se sostiene solo de pie
"Trucos": Hace los cinco lobitos, da palmas, acuna a su peluche de dormir, dice hola y adiós con la mano, lanza la pelota, se sube a las muebles


Dicen que la humanidad siempre ha querido volar, eso es porque lo decía un hombre, porque una mujer cuando se convierte en madre, vuela e incluso se teletransporta cuando su bebé está a punto de hacer una travesura o hacerse daño.

¡Gracias por leerme!

8 comentarios:

  1. Me alegro mucho de que esté todo tan bien :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está todo perfecto, y las vacunas ni reacción le dieron (toco madera) ;)

      Eliminar
  2. Felicidades por ese primer añito!! me alegra que esté tan sanote, pobre, las vacunas y revisiones son un mal trago para ellos.

    Y para ti, el mal trago "aguantar" a tu madre, jejeje!! Un beso

    ResponderEliminar
  3. jajaja yo a veces me pregunto para qué llamo a mi madre si luego termino con la cabeza loca... en fin, espero que en unos años víctor no diga esta frase...
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque al fin y al cabo las necesitamos, y es un pequeño descanso para nosotras, aunque un dolor de cabeza a ratos jajaja

      Eliminar
  4. ¡Está tremendo!Y hace muchísimas cosas. A nosotras aún nos quedan 2 meses para esta revisión pero no creo que haya crecido tanto para entonces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buff si yo te contara... llevarlo en la mochila es todo un tormento y llevarlo en brazos ni te cuento pero aún así no dejaré de hacerlo ;)

      Eliminar

¡Muchisisisisísimas gracias por tu comentario, me hace una ilusión tremenda!